Láser

Información básica para clientes 
La eliminación del tatuaje se basa en el funcionamiento foto acústico del láser, el cual fracciona las partículas de tinta para que sean los macrófagos del cuerpo quien las elimine a tráves del sistema linfático.

Las diferencias principales entre nuestro láser de picosegundos y los láser de nanosegundos tradicionales son:

  • Pulso ultracorto, la duración del disparo en nuestro láser es 10 veces más corto que con el de nanosegundos, aproximadamente 1 billonésima parte de un segundo.
  • Por la duración del pulso, nuestra máquina minimiza al máximo el posible daño en la piel.
  • También por esta duración del pulso ultracorto es mucho más efectivo que los láseres antiguos de nanosegundos, ya que para eliminar partículas pequeñas que tienen la relajación térmica muy corta se precisarán pulsos muy rápidos que solo estan al alcance de la tecnología picosegundos.
La curación es prácticamente igual a la del propio tatuaje. 

¿Duele? 
No es agradable ya que la tinta al fraccionarse puede tocar tejido colindante y eso producir algo de molestia, no obstante la sesión es hiper rápida, por lo tanto es bastante soportable, también depende de la tolerancia al dolor de cada persona, cantidad de tinta, etc.

¿Cuantas sesiones necesito? 
Debido a la gran cantidad de factores que intervienen es imposible determinar un número fijo de sesiones. Estos factores son cantidad, calidad y profundidad de la tinta y la zona del cuerpo donde se encuentre el tatuaje, tipo de piel, hábitos de vida...

Pero si podemos dar una media apróximada y sabiendo sobretodo que es algo orientativo y para nada definitivo, eliminación completa del color negro 6-8 sesiones, colores 10-12. 

Si es para cover recomendamos 3 sesiones aunque dependerá del diseño elegido por el cliente.